sacos big bag para la construcción de segunda mano

Sacas big bag para la construcción

En la actualidad, los clientes son cada vez más exigentes con las empresas. No solo se requiere un buen servicio, sino que también se buscan otros valores añadidos como puede ser el respeto al medioambiente. Precisamente por este motivo, es cada vez más frecuente el uso de productos sostenibles en cualquier sector. Ejemplo de ello son los sacos big bag para construcción. Un recurso que permite apostar por la calidad, además de ser una muestra de compromiso social por parte de las empresas que hacen uso de ellos.

Qué son los sacos big bags

Son muchos los sectores que trabajan con sacos big bag, pero ¿se conocen realmente qué son? Se trata de sacos de gran capacidad especialmente indicados para el transporte y almacenaje de diferentes materias primas. Una de sus principales características es que se fabrican con materiales muy resistentes, precisamente por ello es muy frecuente encontrar sacos big bag para construcción.

Su tamaño y resistencia permiten almacenar en ellos multitud de materias, desde elementos pesados hasta acumulación de diversos residuos. Por este motivo, se consideran una buena herramienta de trabajo recomendable para cualquier tipo de sector.

Se trata, asimismo, de embalajes a los que se les pueden dar diversos usos, por ejemplo sacos para escombros, por lo que su vida útil es más extensa. Así, no solo desempeñan una adecuada función en cualquier empresa, sino que, además, hacen de ella un negocio sostenible y respetuoso con el medioambiente.

Características de un saco big bag para su uso en la construcción

El material con el que se fabrican es la clave para entender parte de sus principales ventajas antes mencionadas. Este tipo de sacos están hechos con polipropileno, un tipo de plástico ecológico que no contiene ftalatos, es impermeable y muy resistente a la corrosión, al calor y a los cambios bruscos de temperatura.

Por estos motivos, en el sector de la construcción es una buena opción depositar los materiales en sacos big bags. Además, son bolsas muy resistentes que garantizan la seguridad en el lugar de trabajo. De esta forma, se logra ese difícil equilibrio calidad-precio, pues se trata de un recurso muy económico si se tienen en cuenta todas las bondades que ofrece.

Beneficios de utilizar sacos big bags para la construcción

Ya se han comentado algunas de las principales características que hacen de este tipo de bolsas una buena opción en cualquier sector en general y para la construcción de forma particular.

Sin embargo, el listado de sus ventajas es mucho más extenso, ya que en él se puede incluir desde su precio hasta su ligero peso:

  • El material con el que son fabricados es reciclable y, por tanto, se puede afirmar que este tipo de sacos son respetuosos con el medioambiente.
  • Su calidad permite almacenar y transportar materiales de forma sencilla y segura, al tratarse de bolsas muy resistentes, ya que incluso su estructura está diseñada para soportar mil veces su peso.
  • Siguiendo con el tipo de material, cabe mencionar que en su parte exterior puede imprimirse la publicidad de la compañía. No obstante, los propios sacos incluyen un porta documentos en su parte frontal para ayudar a identificar el contenido.
  • Son prácticos y funcionales, ya que pueden apilarse y plegarse sin problemas; de esta forma, facilitan el almacenaje. Además, su transporte es muy sencillo gracias a las asas de elevación que llevan incorporadas.
  • Pese a todas estas ventajas, es importante recordar que son uno de los embalajes más económicos que hay actualmente en el mercado. Debido a su calidad no es necesario adquirir coberturas adicionales para proteger el contenido durante su transporte o manipulación.

Por todas estas características, estos sacos son especialmente recomendables para el tratamiento de cualquier tipo de mercancía, independientemente del sector. No obstante, su resistencia y versatilidad los hacen especialmente recomendables para el sector de la construcción.

El material con el que se elaboran permite, como se ha mencionado, darles nuevos usos. Así, es posible adquirir sacos big bags en desuso, de segunda mano o incluso seminuevos para darles una segunda vida lanzándolos de nuevo al mercado. Para las empresas que quieran deshacerse de sus sacos de forma sostenible, deben saber que SACOS BIG BAG PEÑALVAR es una excelente oportunidad para ello.

Si, por el contrario, se busca la adquisición de sacos de segunda mano, en buen estado y económicos, también es una buena opción. En este caso, dar una segunda vida no implica una merma en la calidad, pues en sus almacenes revisan todos los big bags para garantizar el mejor producto posible. Apostar por reutilizar productos supondrá dar un paso muy importante como empresa socialmente responsable.

Tamaños más comunes de sacos big bag en la construcción

Tal y como se ha mencionado anteriormente, este tipo de sacos big bag cuentan con una gran capacidad; por ello, son especialmente aptos para el traslado de material de construcción. Como se ha detallado, están fabricados con rafia sintética de polipropileno, un material que además permite desarrollar diferentes tipos de embalajes de acuerdo con su capacidad y medidas.

Así, según las medias de sacos big bags existen diferentes tipos en el mercado. El modelo más frecuente cuenta con 90 cm x 90 cm en la base, 100 cm de altura y una capacidad de 1000 litros. Estas características siempre dependerán de las necesidades de cada usuario, ya que pueden llegar a albergar desde los 1000 a los 1500 kilogramos.

Si bien es cierto, estos suelen contar con un factor de seguridad de 1:5. Así, aunque de acuerdo con sus características técnicas estén destinados a almacenar 1000 kg, pueden llegar a soportar hasta un máximo de 5000 kg sin ningún tipo de complicación. Esta cantidad puede ser de cualquier tipo de mercancía a granel, ya que su total apertura superior facilita tanto su llenado como su vaciado.

Dependiente del tipo de material que se vaya a almacenar, es importante elegir la saca con las características correspondientes. Así, en cuanto al tamaño siempre es importante contar con el asesoramiento profesional adecuado para adquirir la capacidad que interese según para cada negocio y la materia prima con la que se vaya a trabajar. Habrá que analizar las homologaciones, tipos de costura o gramaje, entre otros aspectos.

Puede que te interese: Capacidades de las sacas big bag

Materiales más utilizados en los sacos big bag

Este tipo de embalaje siempre ha sido el más popular para transportar materiales de lo más diversos en sectores que van desde la construcción a la jardinería. Sin embargo, a lo largo del tiempo su fabricación ha ido mejorándose y, por tanto, los materiales de los sacos big bag también han cambiado.

En sus inicios, existían en el mercado sacos fabricados con yute y, más tarde, con rafia natural. De ahí, se evolucionó a opciones más rentables y sostenibles. Fue entonces cuando se desarrolló el polipropileno, material sintético antes mencionado.

Se trata de un componente que mantiene la humedad en su interior, pero, sin embargo, impide que se filtre la humedad existente en el ambiente a su contenido. Por este motivo, este tipo de sacos permiten conservar en perfecto estado los productos que se encuentran en su interior. De igual forma, se trata de un material resistente en sí mismo y que, por tanto, puede reutilizarse hasta en varias ocasiones y con diferentes propósitos.

El polietileno de baja intensidad es el otro componente presente en las sacas big bag. En este caso también contribuye a la seguridad del contenido, pues garantiza la impermeabilidad del embalaje. Asimismo, se considera un aislante eléctrico y de cierta dureza, por lo que resiste muy bien los golpes y garantiza sucesivos usos.

El proceso de elaboración consiste en enlazar diferentes tramas de hilos de propileno. De la anchura y espesor que se les den a estos hilos dependerá su mayor o menor resistencia. Una vez elaborados, estos pasan a los telares para combinarse de diferentes formas. Con todo, se pueden obtener diferentes tejidos y también distintos tipos de bolsas big bags:

  • Corner Loop: Se trata de una bolsa cuadrada con cuatro asas situadas una en cada esquina.
  • Cross Corner: Se trata también de una bolsa cuadrada con cuatro asas. Sin embargo, en este caso las asas son más anchas y se colocan rodeando cada esquina.
  • Asa única: También de forma cuadrada, aunque con una sola gran asa que atraviesa de un lado a otro. Si en vez de una sola asa cuenta con dos más estrechas, se estará hablando de la bolsa de asa doble.

Una apuesta por la calidad y la sostenibilidad

En SACOS BIG BAG PEÑALVAR somos conscientes de la importancia de ofrecer productos que respeten el entorno en el que nos encontramos. Por ello, apostamos por la fabricación de los sacos big bag con un material totalmente reciclable y biodegradable. Nuestra experiencia nos permite ofrecer el mejor asesoramiento posible a la hora de elegir el tipo de saca adecuada para tus necesidades. Si necesitas sacos big bag para construcción, el apoyo profesional te garantizará una decisión acertada y segura para tu negocio. Por lo tanto, ponte en contacto con nosotros para ampliar más información o pide tu presupuesto sin compromiso para comprar sacos big bag de segunda mano.

Sin comentarios

Añadir un comentario